martes, diciembre 16, 2008

Gota Lenta

Como un suicida espero
a que vengas a verme mientras duermo.
Aquel murmullo que escuchaba siendo niño
en mi cuarto vacío.
Todo, la voz, el sueño, me mentían.
Y todo como antes,
pero ahora sin sentido.
Ya no se que decirnos
y me estrello de frente contra el miedo.
Como
una
gota
lenta
comprendo que no soy...que no seré.
Pasadas unas horas, apagaré la luz para dormirme
y quizá amanezca radiante la mañana.



“Uno no se mata por el amor de una mujer.
Uno se mata porque un amor, cualquier amor,
nos revela nuestra desnudez, nuestra miseria,
nuestro desamparo, la nada.”

Cesare Pavese.

2 comentarios:

Txell Sales dijo...

Un poema excelente. Te lo digo de verdad. Y no es que entienda de poesía, pero me gusta mucho y es lo que más leo.

Anónimo dijo...

Tal vez nunca merecí tu amor; quisiera cerrar el libro del recuerdo, dejando paso al presente, encontrando el amor verdadero, igual al que tú pudiste y puedes darme, esperando un nuevo amanecer.

Calíope