sábado, febrero 10, 2007

Füssli


Morrión de plata,
noche eterna,
piel de luna que labra el firmamento.
Estrellado enjambre, simiente de ambrosía.


El ángel que yo quiero
desde la torre salta; retejiendo el azur con alas blancas.

Desnudo frente al dios que desciende en la máquina,
blande la espada tajando éter y averno.

Combatió en mil batallas el ángel que yo quiero;
de sus llagas mana el color de las obras de Füssli,
icor amargo.

Suave,
brutal voluptuosidad.

Siniestra,
titánica,
fantasmagórica sexualidad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Mr. Molloi, aquí su comprador libresco, no sé si favorito. Para mí es vd uno de mis proveedores más simpáticos, a pesar de que las cosas que escribe son sorpresivamente trascendentes, y dan que pensar. Lo del otro blog tuyo tampoco está nada mal. Nunca había escrito en un blog, la verdad es que no frecuento mucho este tipo de espacios personales. A qué viene esa fijación por las tríadas que comienzan por 'p'? En fin, ya me lo explicarás. Bueno, pues con esto sólo quería saludarte, y también decirte que me ha entrado un curioso libro de Beckett, formado por dos obras de teatro (cuyo título no recuerdo en este momento) me parece que bastante inusuales. Si le gusta se lo regalo. Saludos. R.

Molloi dijo...

Hola R., firmas como los grandes, con la inicial; igual que Napoleón o el mismo Kafka.
La triple p es por que me gustan las aliteraciones, es decir, el recurso del que no sabe que escribir. De todas maneras, si te fijas bien verás que en los dos casos la palabras tienen relación entre sí. Todo está conectado. Gracias por el libro.