sábado, abril 21, 2007

Mármol viejo


Icor ,
secreto asunto que cercena las llamas del propio Infierno.
Renovada angustia que provoca en los aedos de corazón y sangre encapsulados,
el deseo de remover la reluciente conciencia que se apoya en cortezas podridas.
Envoltura rasgada,
ahogandose en el caldo infecto del que huyeron las ratas.
Teje de un golpe la brutal araña el cielo negro en la tormenta;
elevando el arpón ,
mano ambiciosa que atomiza las sonrosadas burbujas del mar reseco que nos rodea;
caricia,
tradición de lazo conveniente.
Ocultas efigies de mármol viejo.
Los relojes erigen asustadizas cariátides, huérfanas de héroes.
Deportación,
herencia de romance mudo, crepuscular misterio
Una flor,
una unión,
Una amante de muslos comprensivos,
favores,
las manos,
la promesa;
Occidente,
testamento de clavos y de sables que susurran a los viejos soldados.
Arúspices,
augures,
visionarios
¿dónde están los poetas que mostrarán las almas de los ulises venideros?





"El resto del canto, no escrito, lo ha leído ya en los verdaderos ojos de su héroe." (Extraído de "La logia de los bustos" Autor: Giovani Papini)

Imagen: Las sirenas. Autor: Leon Belly

1 comentario:

EvaLí dijo...

Eres el "V" de los blogs