lunes, junio 09, 2008

De libros derrumbada


Abandono,
traspaso lo cierto;
ausente de luz,
avanzo.

Fragmentado,
anudado,
vuelto a romper.

Elevo el grito,
frente al ojo certero
y se apaga la voz
mil veces enterrada.

Las aguas acechantes,
la montaña de libros derrumbada,
dame la mano Madre Luna; porque hoy amanece un Sol ennegrecido.







1 comentario:

Mar Calíope dijo...

Cuando el hombre todavía no sabía "hablar" ya sentía. Me has dejado sin palabras.

Mar